Aplicación de la WISC-V mediante la telepsicología

Pearson Clinical: Carta de no objeción

Obtenga más información sobre los permisos de copyright durante la emergencia sanitaria originada por la COVID-19.

wiscV_logo

Recomendaciones especiales para la aplicación de la WISC-V mediante la práctica de la telepsicología.

La evaluación en el marco de la telepsicología incluye a un examinador en una ubicación geográfica y a un examinando en una ubicación diferente. Usando una conexión a Internet de alta velocidad y una plataforma segura diseñada para reuniones a distancia (es decir, una plataforma de videoconferencia), el examinador y el examinando se unen en una reunión web a través de dos dispositivos con capacidad de audio y vídeo. También puede ser necesaria la participación de un facilitador o persona de apoyo en la ubicación del examinando. El examinador y el examinando deben poder verse y escucharse durante la sesión, así como compartir texto, mensajes, imágenes y vídeo, a través de la plataforma de videoconferencia.

La WISC-V puede aplicarse en un contexto de telepsicología utilizando Q-global, la plataforma segura de aplicación y corrección online de Pearson. Específicamente, los materiales de la prueba, como por ejemplo los cuadernos de estímulos, pueden mostrarse compartiendo pantalla mediante plataformas de videoconferencia. Los detalles respecto al funcionamiento general de Q-global pueden consultarse en la propia página web de la plataforma.

Existen varias opciones disponibles para aplicar la WISC-V en la práctica de la telepsicología. Estas opciones variarán en función del rol y la presencia del facilitador en el lugar de la evaluación:

 1.- Facilitador profesional entrenado: si hay un facilitador en el lugar de la evaluación que está bien entrenado, la aplicación puede incluir el uso de materiales manipulativos, como por ejemplo los cubos y los cuadernillos de respuesta. Este formato de aplicación es compatible con la obtención de todas las puntuaciones compuestas tradicionales de la WISC-V.

2.- Padre o tutor: sin embargo, durante la pandemia de COVID-19, el único facilitador disponible puede no ser un profesional de la evaluación, como por ejemplo un padre o tutor.

Esta guía analiza las pautas generales para llevar a cabo una correcta evaluación en la que no esté disponible un facilitador profesional entrenado. En estos casos, el examinador deberá confiar en el padre o tutor para que desempeñe este papel de facilitador.

 En primer lugar, se debe tomar la decisión sobre si se considera necesaria la evaluación, y si es así, en qué medida esta se debe completar. El examinador debe usar su juicio profesional sobre la capacidad del facilitador para realizar correctamente las funciones requeridas descritas en esta guía y sin interferir en la sesión de evaluación.

 Si el facilitador es un padre o tutor, siga las pautas descritas en el manual de aplicación y corrección sobre la presencia de un padre o tutor durante la sesión de evaluación, para asegurar la adherencia a los procedimientos de aplicación estandarizados. Como se especifica en el manual, en raras ocasiones el adulto que acompaña al niño permanece en la sala durante una sesión de evaluación presencial. Sin embargo, en estas circunstancias excepcionales en las que sí se contará con la presencia del padre/tutor, se recomienda que no presenten los materiales como los cubos o los cuadernillos de respuestas a los examinandos. Los padres o tutores, como facilitadores, solo podrán hacer los ajustes audiovisuales que resulten necesarios.

 Índice global no motor (INM) como alternativa al CI total

 Durante esta pandemia del COVID-19, donde se requiere de un distanciamiento social, si se considera que la evaluación es necesaria y el facilitador es un padre o tutor, una alternativa es aplicar la WISC-V obteniendo el Índice global no motor (INM), en vez del CI total. Este enfoque reduce la dependencia de un facilitador, ya que la evaluación elimina las pruebas que requieren el uso de cubos y cuadernillos de respuestas. Para obtener el Índice global no motor (INM) se recomienda seguir las pautas descritas en el documento que se encuentra accesible en la biblioteca de recursos de Q-global.

Este índice ha sido desarrollado para dar respuesta a las necesidades de los examinadores durante la crisis del COVID-19. Elaborado internacionalmente, ofrece una alternativa al CI total permitiendo una evaluación a distancia con la WISC-V mediante la práctica de la telepsicología. Para el cálculo de este índice, se utiliza la prueba de Puzles visuales en lugar de Cubos y no se incluye Claves. Por tanto, el Índice global no motor (INM), es una puntuación global de los resultados obtenidos en las siguientes seis pruebas: Semejanzas, Matrices, Dígitos, Vocabulario, Balanzas y Puzles visuales.

Otras puntuaciones compuestas que pueden ser obtenidas son el Índice de comprensión verbal, el Índice de razonamiento fluido, el Índice de memoria de trabajo, el Índice de razonamiento cuantitativo y el Índice de memoria de trabajo auditiva. Si utiliza este Índice global no motor (INM), es importante que los examinadores incluyan en el informe de la evaluación que éste es un enfoque no estandarizado y que este índice no cubre las mismas funciones cognitivas que el CI total. Por este motivo, la interpretación de los resultados debe realizarse con cautela.

 La evaluación en la telepsicología

Llevar a cabo una evaluación válida y fiable mediante la práctica de la telepsicología requiere de la comprensión de una serie de cuestiones complejas. Además de revisar la información general que aparece en la página de telepsicología de Pearson Clinical, los examinadores deben tener en cuenta cinco factores (Eichstadt et al., 2013) a la hora de planificar una evaluación a través de la telepsicología.

 1.- Entorno audiovisual

  •  Ordenadores y conectividad

Serán necesarios dos ordenadores, uno para el examinador y otro para el examinando, con capacidad de audio y vídeo, así como una conexión estable a Internet. Estos ordenadores deben contar con una cámara web, un micrófono y altavoces o auriculares. Si el examinador no dispone del manual de aplicación y corrección en formato papel, se recomienda el uso de una segunda pantalla de ordenador para poder visualizarlo, con el objetivo de no influir en la exposición de los estímulos visuales.

  •  Plataforma de videoconferencia

Se requiere una plataforma segura con la posibilidad de compartir pantalla.

  •  Vídeo

Se requiere vídeo de alta calidad (preferiblemente HD) durante la aplicación de las pruebas. Debe asegurarse de que aparecen en pantalla las caras completas del examinador y el examinando, usando respectivamente las cámaras web. La plataforma de videoconferencia debe permitir que todos los estímulos visuales relevantes sean completamente visibles para el examinando cuando se le proporcionen instrucciones, así como a la hora de completar los ítems. El vídeo del examinador no deberá impedir la visión por parte del examinando de los estímulos visuales.

  •  Cuadernos de estímulos digitales en pantalla compartida

Los cuadernos de estímulos digitales se deben compartir mediante la plataforma de videoconferencia tal y como se especifica en la Tabla 1. Hay dos formas de visualizar los cuadernos de estímulos digitales en la biblioteca de recursos de Q-global: a través del visor de PDF en la ventana del navegador o a pantalla completa en modo presentación. Es recomendable usar siempre el modo de pantalla completa (es decir, modo presentación) para mostrar los cuadernos de estímulos digitales al examinando. Esto proporciona una presentación sin distractores en pantalla (por ejemplo, sin las barras de herramientas adicionales).

  •  Tamaño de la imagen/pantalla

Cuando se presentan ítems con estímulos visuales, la imagen digital de estos estímulos en la pantalla del examinando debe medir al menos 9.7 pulgadas (25 cm) medidos en diagonal, es decir, similar al tamaño de una pantalla de iPad (aunque no se requiere la utilización de este dispositivo). Algunas plataformas de videoconferencia reducen el tamaño de las imágenes, por lo que el facilitador deberá verificar el tamaño de la imagen antes de la sesión de evaluación.

Por lo general, las pantallas de ordenadores utilizadas para la evaluación mediante videoconferencia tienen un mínimo de 15 pulgadas (38 cm) medido en diagonal. Pantallas más pequeñas, como las de un iPad mini o los Smartphone, no están permitidas para la presentación de los estímulos visuales al examinando. Estas pantallas no han sido probadas empíricamente por lo que pueden influir en la presentación del estímulo, la respuesta del examinando y la validez de los resultados de la prueba. Del mismo modo, presentar estímulos en pantallas extremadamente grandes tampoco ha sido probado, por lo que debería tomarse la misma precaución. Antes de comenzar con la aplicación de las pruebas, solicite al facilitador que se encuentra en el lugar de la evaluación que utilice una cámara o dispositivo periférico (como se describe en el siguiente párrafo) para apuntar a la pantalla del examinando. De esta forma se podrá comprobar que la pantalla está mostrando las imágenes en la correcta relación de aspecto y no estira u oscurece las imágenes del estímulo.

  •  Cámara o dispositivo periférico

Puede ser útil colocar una cámara periférica independiente para proporcionar una vista de la sesión desde otro ángulo y del progreso del examinando. Para llevar a cabo este procedimiento, el facilitador que se encuentra en el lugar de la evaluación debe unirse a la videoconferencia a través de un tercer dispositivo (por ejemplo, un smartphone con cámara u otro dispositivo periférico) y colocarlo en una posición estable para mostrar al examinando y su pantalla.

El facilitador deberá silenciar el audio y el micrófono de cualquier dispositivo periférico para evitar cualquier tipo de interferencia. Se deberá entrenar al facilitador que se encuentra en el lugar de la evaluación para colocar la cámara o dispositivo periférico antes de aplicar las pruebas en las que el examinando pueda señalar las respuestas (consulte la Tabla 1). Es importante que el examinador pueda ver las respuestas del examinando en tiempo real. Indique al facilitador que no tome videos o fotos ya que esto supone una violación de derechos de autor.

  •  Gesticulación

Cuando sea necesario hacer un gesto en los cuadernos de estímulos, muéstrelos en formato digital en pantalla y apunte utilizando el ratón. Consulte la Tabla 1 para obtener instrucciones específicas para cada prueba.

  •  Consideraciones de audio

Se requiere un audio de alta calidad durante la aplicación. Se recomiendan auriculares estéreo con micrófono adjunto tanto para el examinador como para el examinando.

  •  Comprobación de audio

Probar el audio tanto para el examinador como para el examinando antes de la aplicación de las pruebas para garantizar un audio de alta calidad. Esto es especialmente crítico para las pruebas DígitosLetras y números y Aritmética. Para probar el audio, puede realizar una conversación informal previa a la aplicación donde el examinador pueda detectar cualquier interrupción en la señal de audio que distorsione o interrumpa la voz del examinando. El examinador también debe preguntar al examinando y al facilitador si hay alguna interrupción o distorsión de su señal de audio. Anote cualquier fallo de conexión, distracciones o intrusiones que pudieran ocurrir durante la evaluación.

  •  Gestionar las distracciones audio-visuales

Al igual que con cualquier sesión de evaluación, asegúrese de que el entorno del examinando está libre de distracciones visuales o auditivas. Si no está familiarizado con la localización física planificada por el examinando para la evaluación, contacte previamente a la sesión de evaluación con el facilitador. Solicite al facilitador que le muestre la ubicación prevista y le proporcione una lista de posibles problemas a abordar para transformar el entorno en un lugar adecuado para la evaluación. Por ejemplo, retire los elementos que puedan distraer al examinando, silencie todos los dispositivos electrónicos y cierre las puertas.

Solicite al examinando y al facilitador que cierren todas las demás ventanas o programas en el ordenador, portátil o dispositivo a utilizar, y que silencien las alertas y notificaciones del dispositivo periférico. Asegúrese de que radios, televisores, otros teléfonos móviles, dispositivos inteligentes y equipos que emiten ruido son silenciados y retirados de la habitación.

  •  Luminosidad

Establezca una buena iluminación del examinador y del examinando. Cerrar persianas o evitar sombras para reducir el resplandor solar en las caras y las pantallas del ordenador.

 2.- Factores del examinador

  •  Práctica

Durante la preparación de la evaluación mediante la telepsicología y antes de una aplicación real a un examinando, practique la mecánica y el ritmo de presentación de los ítems de las diferentes pruebas usando la plataforma de videoconferencia seleccionada, de forma que pueda familiarizarse con los procedimientos de aplicación. Por ejemplo, use a un colega como "examinando de práctica".

  •  Procedimientos estandarizados

Siga los procedimientos de aplicación presencial tanto como sea posible. Por ejemplo, si un ítem verbal no puede repetirse en la aplicación presencial, tampoco podrá repetirse en una aplicación mediante la telepsicología, a menos que surja una dificultad técnica que haya impedido que el examinando escuche el estímulo correctamente.

  •  Rol del facilitador

El rol del facilitador en una sesión de telepsicología se reduce en gran medida a gestionar las necesidades de carácter audiovisual. Se debe preparar al facilitador para resolver las necesidades audiovisuales que puedan surgir durante la sesión de evaluación, incluido el ángulo de la cámara, la iluminación y las comprobaciones de audio. El rol del facilitador no incluye gestionar la relación, el compromiso o la atención durante la sesión de evaluación, y no debe interferir en el rendimiento o en las respuestas del examinando.

Como se detalla anteriormente, si se utiliza un facilitador que no tiene un rol profesional (por ejemplo, padre o tutor), el examinador debe usar su juicio profesional para determinar la capacidad del facilitador para realizar las funciones requeridas correctamente y sin que interfieran en la sesión de evaluación. El examinador deberá comunicar al facilitador cuáles serán sus tareas durante el proceso de evaluación inmediatamente antes de la sesión y cuando el examinando no esté presente, para evitar que le transmita cuestiones relacionadas con las tareas propias de la evaluación. No permita que el facilitador muestre o aconseje al examinando sobre la realización de las pruebas. Una vez que los componentes audiovisuales se hayan preparado y probado, se aconseja, en la medida de lo posible, que el padre o tutor abandone la habitación.

Para cualquier otro apoyo que requiera el examinador del facilitador, como la actitud o el comportamiento durante la evaluación, deberá ser descrito y entrenado antes del comienzo de la sesión de evaluación. El examinador es responsable de documentar todos los comportamientos del facilitador durante la aplicación de la prueba y tener esto en cuenta a la hora de informar sobre las puntuaciones y el rendimiento del examinando.

 3. Factores del examinando

  •  Conveniencia

Asegúrese de que la aplicación mediante la telepsicología es adecuada para el examinando y teniendo en cuenta el objetivo de la evaluación. Utilice su juicio clínico, así como las pautas establecidas por la APA, la Guía para la práctica de la telepsicología editada por el Consejo General de la Psicología en España, la Guía para la intervención telepsicológica del Colegio Oficial de la Psicología de Madrid, o información de otras organizaciones profesionales, investigaciones existentes o cualquier otra normativa, con el fin de seguir todas las recomendaciones relacionadas con los principios éticos y deontológicos que le ayuden en la toma de decisiones.

  •  Preparación

Antes de comenzar con la aplicación de las pruebas en remoto, asegúrese de que el examinando se encuentra descansado, disponible y preparado para poder llevarla a cabo en su totalidad.

  •  Papel de facilitador

Explique el papel del facilitador al examinando para que comprenda su participación y sus acciones.

  •  Auriculares

Utilice su juicio clínico para decidir la conveniencia del uso de auriculares, ya que puede no ser adecuado su uso en algunos examinandos debido a necesidades físicas, sensibilidad táctil, actitud o incluso a la posición en la que puedan encontrarse. Si finalmente los auriculares no son utilizados, asegúrese de que el micrófono y los altavoces del examinando estén encendidos a un volumen adecuado.                 

4. Materiales de las pruebas

  •  Copyright

Pearson Clinical proporciona una carta de no objeción para permitir el uso de algunos materiales protegidos con derechos de autor en la práctica de la telepsicología, con el objetivo de realizar la aplicación de pruebas en remoto a través de plataformas de videoconferencia, durante la crisis de COVID-19. Este permiso no incluye el uso de fotocopias, escaneo o copia de protocolos de las pruebas, así como capturas de pantalla o la grabación de la sesión de evaluación. Los examinadores deben utilizar el cuadernillo de anotación original en papel para el registro de las respuestas del examinando, tal y como se utiliza en una aplicación presencial estándar.

  •  Materiales digitales

Practique con los materiales digitales hasta que su uso sea tan fluido como lo es en una aplicación presencial. 

  •  Consideraciones

Revise la Daniel et al., 2014; Raiford, Zhang, et al., 2016). Además, se ha demostrado la equivalencia para los sujetos con características clínicas, tales como altas capacidades o discapacidad intelectual (Raiford et al., 2014, Raiford, Zhang, et al., 2016), TDAH o TEA (Raiford, et al., 2015; Raiford, Zhang, et al., 2016), o trastornos del aprendizaje de la lectura o matemáticas (Raiford, Drozdick, et al., 2016; Raiford, Zhang, et al., 2016).

5. Otros

 

Es importante indicar en el informe que la prueba se aplicó mediante la práctica de la telepsicología y describir brevemente la plataforma de videoconferencia utilizada. Por ejemplo, “La WISC-V se aplicó a través de la telepsicología de forma remota, utilizando cuadernos de estímulos en formato digital mediante la plataforma Q-global de Pearson. Se utilizó una conexión en directo utilizando la plataforma de videoconferencia (nombre de la misma). Uno de los progenitores ayudó a comprobar que el equipo audiovisual funcionara de forma adecuada antes de llevar a cabo la sesión de evaluación”.

 

Utilice su juicio clínico, similar a como lo haría en una sesión presencial, para determinar si la evaluación mediante telepsicología le permitirá obtener el máximo rendimiento del examinando. Indique en el informe su decisión clínica y las circunstancias que le llevaron a realizar la evaluación mediante esta práctica. Por ejemplo: “El entorno en donde se desarrolló la evaluación en remoto estuvo libre de distracciones, la relación establecida a través de la videoconferencia con el examinando fue adecuada en todo momento y el examinando estuvo involucrado en todas las tareas durante la realización de las mismas. No se produjeron problemas técnicos significativos durante la sesión de evaluación. Las modificaciones realizadas para llevar a cabo la evaluación en remoto respecto a una aplicación estándar en papel incluyeron (nombrar). Las pruebas de la WISC-V han recibido una validación inicial en varias muestras para ser aplicadas en formato digital, por lo que los resultados obtenidos se consideran válidos en relación a las habilidades y capacidades del examinando”.

 

Conclusión

A la hora de aplicar la WISC-V mediante la práctica de la telepsicología e interpretar los resultados obtenidos en este tipo de evaluación debe tener en cuenta que esta escala no se estandarizó para ser aplicada en este formato. Sin embargo, siempre que haya tenido en cuenta los cinco factores explicados anteriormente, así como las diversas consideraciones específicas mencionadas, podrá aplicar de una forma válida y fiable la WISC-V mediante la práctica de la telepsicología. Podrá utilizar, sin la autorización previa de Pearson Clinical, los materiales de la WISC-V publicados en Q-global en formato digital: manual de aplicación y corrección, manual clínico y de interpretación, cuadernos de estímulos 1 y 2, y otros materiales asociados a la aplicación en remoto de la WISC-V, como el cálculo del Índice global no motor (INM).

 

Cualquier otro uso de la WISC-V a través de una aplicación en remoto mediante la práctica de la telepsicología requiere permiso previo de Pearson Clinical y no se recomienda su uso. Esto incluye, y no se limita, a realizar capturas de pantalla, escanear los cuadernos de estímulos en papel, digitalizar cuadernillos de anotación o de respuesta, sostener los materiales físicamente de tal modo que aparezcan en pantalla o bien compartir manuales en una red de uso compartido.

 

Bibliografía

 

  • Eichstadt, T. J., Castilleja, N., Jakubowitz, M., & Wallace, A. (2013, November). Standardized assessment via telepractice: Qualitative review and survey data [Paper presentation]. Annual meeting of the American-Speech-Language-Hearing Association, Chicago, IL United States.
  • Grosch, M. C., Gottlieb, M. C., & Cullum, C. M. (2011). Initial practice recommendations for teleneuropsychology. The Clinical Neuropsychologist, 25, 1119–1133.
  • Interorganizational Practice Committee [IOPC]. (2020). Recommendations/guidance for teleneuropsychology (TeleNP) in response to the COVID-19 pandemic. Retrieved March 30,2020, from https://static1.squarespace.com/static/50a3e393e4b07025e1a4f0d0/t/5e8260be9a6458 7cfd3a9832/1585602750557/RecommendationsGuidance+for+TeleneuropsychologyCOVID-19-4.pdf
  • Raiford, S. E. (2017). Essentials of WISC–V Integrated Assessment. (A. S. Kaufman & N. L. Kaufman, Eds.) John Wiley & Sons.
  • Wechsler, D. (2003). Wechsler Intelligence Scale for Children (4th ed.). Bloomington, MN: Pearson.
  • Wechsler, D. (2014). Wechsler Intelligence Scale for Children (5th ed.). Bloomington, MN: Pearson.
  • Wechsler, D. (2016). Wechsler Intelligence Scale for Children-Australian and New Zealand Standardised fifth edition. Sydney, Australia: Pearson Clinical Assessment.
  • Wechsler, D., & Kaplan, E. (2015). Wechsler Intelligence Scale for Children (5th ed.) Integrated. Bloomington, MN: Pearson

Telepsicología vs. Aplicación presencial

 

  1. Brearly, T., Shura, R., Martindale, S., Lazowski, R., Luxton, D., Shenal, B., & Rowland, J. (2017). Neuropsychological test administration by videoconference: A systematic review and meta-analysis. Neuropsychology Review, 27(2), 174–186.
  2. Cullum, C., Weiner, M., Gehrmann, H., & Hynan, L. (2006). Feasibility of telecognitive assessment in dementia. Assessment, 13(4), 385–390.
  3. Cullum, C. M., Hynan, L. S., Grosch, M., Parikh, M., & Weiner, M. F. (2014). Teleneuropsychology: Evidence for video teleconference-based neuropsychological assessment. Journal of the International Neuropsychological Society, 20, 1028–1033.
  4. Galusha-Glasscock, J., Horton, D., Weiner, M., & Cullum, C. (2016). Video teleconference administration of the Repeatable Battery for the Assessment of Neuropsychological Status. Archives of Clinical Neuropsychology, 31(1), 8–11.
  5. Grosch, M., Weiner, M., Hynan, L., Shore, J., & Cullum, C. (2015). Video teleconference based neurocognitive screening in geropsychiatry. Psychiatry Research, 225(3), 734–735.
  6. Hildebrand, R., Chow, H., Williams, C., Nelson, M., & Wass, P. (2004). Feasibility of neuropsychological testing of older adults via videoconference: Implications for assessing the capacity for independent living. Journal of Telemedicine and Telecare, 10(3), 130–134. https://doi.org/10.1258/135763304323070751
  7. Hodge, M., Sutherland, R., Jeng, K., Bale, G., Batta, P., Cambridge, A., Detheridge, J., Drevensek, S., Edwards, L., Everett, M., Ganesalingam, K., Geier, P., Kass, C., Mathieson, S., McCabe, M., Micallef, K., Molomby, K., Ong, N., Pfeiffer, S., … Silove, N. (2019). Agreement between telehealth and face-to-face assessment of intellectual ability in children with specific learning disorder. Journal of Telemedicine and Telecare, 25(7), 431– 437. https://doi.org/10.1177/1357633X18776095
  8. Ragbeer, S. N., Augustine, E. F., Mink, J. W., Thatcher, A. R., Vierhile, A. E., & Adams, H. R. (2016). Remote assessment of cognitive function in juvenile neuronal ceroid lipofuscinosis (Batten disease): A pilot study of feasibility and reliability. Journal of Child Neurology, 31, 481–487. https://doi.org/10.1177/0883073815600863
  9. Stain, H. J., Payne, K., Thienel, R., Michie, P., Vaughan, C., & Kelly, B. (2011). The feasibility of videoconferencing for neuropsychological assessments of rural youth experiencing early psychosis. Journal of Telemedicine and Telecare, 17, 328–331. https://doi.org/10.1258/jtt.2011.101015
  10. Sutherland, R., Trembath, D., Hodge, A., Drevensek, S., Lee, S., Silove, N., & Roberts, J. (2017). Telehealth language assessments using consumer grade equipment in rural and urban settings: Feasible, reliable and well tolerated. Journal of Telemedicine and Telecare, 23(1), 106–115. https://doi.org/10.1177/1357633X15623921
  11. Temple, V., Drummond, C., Valiquette, S., & Jozsvai, E. (2010). A comparison of intellectual assessments over video conferencing and in-person for individuals with ID: Preliminary data. Journal of Intellectual Disability Research, 54(6), 573–577. https://doi.org/10.1111/j.1365-2788.2010.01282.x
  12. Wadsworth, H., Galusha-Glasscock, J., Womack, K., Quiceno, M., Weiner, M., Hynan, L., Shore, J., & Cullum, C. (2016). Remote neuropsychological assessment in rural American Indians with and without cognitive impairment. Archives of Clinical Neuropsychology, 31(5), 420–425. https://doi.org/10.1093/arclin/acw030
  13. Wadsworth, HE, Dhima, K., Womack, K.B, Hart, J., Weiner, M. F., Hynan, L. S., & Cullum, C. M. (2018). Validity of teleneuropsychological assessment in older patients with cognitive disorders. Archives of Clinical Neuropsychology 33(8), 1040–1045. https://doi.org/10.1093/arclin/acx140
  14. Wright, A. J. (2016). Equivalence of remote, online administration and traditional, faceto-face administration of the Woodcock-Johnson IV cognitive and achievement tests. Retrieved March 16, 2020, from https://www.presencelearning.com/app/uploads/2016/09/WJIV_Online_Remote_whitepaper_FINAL.pdf
  15. Wright, A. J. (2018). Equivalence of remote, online administration and traditional, faceto-face administration of the Reynolds Intellectual Assessment Scales-Second Edition. Retrieved March 16, 2020, from https://pages.presencelearning.com/rs/845-NEW442/images/Content-PresenceLearning-Equivalence-of-Remote-Online-Administrationof-RIAS-2-White-Paper.pdf

 

Formato digital vs. Formato tradicional

 

  1. Daniel, M. H. (2012). Equivalence of Q-interactive administered cognitive tasks: WISC–IV (Qinteractive Technical Report 2). Pearson. https://www.pearsonassessments.com/content/dam/school/global/clinical/us/assets/qinteractive/009-s-Technical%20Report%202_WISC-IV_Final.pdf
  2. Daniel, M. H., Wahlstrom, D., & Zhang, O. (2014). Equivalence of Q-interactive and paper administrations of cognitive tasks: WISC®–V (Q-interactive Technical Report 8). Pearson. https://www.pearsonassessments.com/content/dam/school/global/clinical/us/assets/qinteractive/003-s-Technical-Report_WISC-V_092514.pdf
  3. Raiford, S. E., Holdnack, J. A., Drozdick, L. W., & Zhang, O. (2014). Q-interactive special group studies: The WISC–V and children with intellectual giftedness and intellectual disability (Q-interactive Technical Report 9). Pearson. Retrieved from http://www.helloq.com/content/dam/ped/ani/us/helloq/media/Technical_Report_9_WIS C-V_Children_with_Intellectual_Giftedness_and_Intellectual_Disability.pdf
  4. Raiford, S. E., Drozdick, L. W., & Zhang, O. (2015). Q-interactive special group studies: The WISC–V and children with autism spectrum disorder and accompanying language impairment or attention-deficit/hyperactivity disorder (Q-interactive Technical Report 11). Pearson.
  5. http://images.pearsonclinical.com/images/assets/WISC-V/Q-i-TR11_WISCV_ADHDAUTL_FNL.pdf
  6. Raiford, S. E., Zhang, O., Drozdick, L. W., Getz, K., Wahlstrom, D., Gabel, A., Holdnack, J. A., & Daniel, M. (2015). Coding and Symbol Search in digital format: Reliability, validity, special group studies, and interpretation (Q-interactive Technical Report 12). Pearson. https://www.pearsonassessments.com/content/dam/school/global/clinical/us/assets/qinteractive/002-Qi-Processing-Speed-Tech-Report_FNL2.pdf
cliente_Qglobal

Opinión de un cliente sobre el uso de materiales en Q-global:

Q-global ha sido una solución fantástica para nosotros. Gestionar los materiales y manuales de las herramientas de evaluación entre diferentes profesionales es algo complicado. La posibilidad de disponer de estos materiales online nos ha permitido superar estas dificultades al facilitar el acceso a estos materiales.Observar y registrar las respuestas del paciente a través de la telepsicología sigue requiriendo de una formación previa en la aplicación de las pruebas, además de una precisa coordinación, para el registro adecuado de las respuestas. Sin embargo, el hecho de que el profesional pueda manejar la presentación de los ítems al examinando, hace que el proceso sea mucho menos engorroso.¡Gracias por ser tan proactivos y ofrecer sus herramientas en un formato accesible para los profesionales que practicamos la telepsicología!Nate Cornish. Ex Director Clínico – VocoVision