Atención y concentración

Sobre atención y concentración

La atención es un proceso complejo que participa prácticamente en todas las actividades diarias. Se puede definir como la capacidad cognitiva para generar, dirigir y mantener un estado de activación adecuado para el procesamiento correcto de la información. Dentro de la atención, pueden distinguirse diferentes procesos, como la atención sostenida, selectiva o alternante.

Los problemas para dirigir, mantener, o alternar la atención pueden ser el resultado de un daño cerebral o de trastornos como el TDAH. Además, la atención y concentración también pueden sufrir cambios normales debidos a la fatiga, el estrés, la falta de motivación o problemas socioemocionales.

Existen numerosos trastornos, tanto en el neurodesarrollo como en el adulto, que están estrechamente relacionados con la atención, como por ejemplo el TDAH, que conlleva una dificultad para dirigir y controlar la atención, así como la conducta en general.

El dominio de Atención y funciones ejecutivas de la Batería neuropsicológica infantil (NEPSY-II) evalúa constructos claves de estas funciones, como la inhibición, la flexibilidad cognitiva, la atención selectiva y sostenida, la distraibilidad, y otros conceptos relacionados. Por otro lado, el entrenamiento de la memoria de trabajo con COGMED, también ha demostrado su eficacia para mejorar la atención y concentración en niños, adolescentes y adultos.